Utilizamos cookies de terceros para mostrar publicidad relacionada. Al continuar navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes encontrar más información, y cambiar tus preferencias, en la página de política de cookies.

No mostrar más este mensaje sobre cookies [X]
Regístrate con el nombre de usuario y correo.
¡Se permiten Spoilers!
CANCION DE HIELO Y FUEGO CANCION DE HIELO Y FUEGO

 
  FAQFAQ   BuscarBuscar   FavoritosFavoritos   MiembrosMiembros   GruposGrupos   RegístrateRegístrate 
 PerfilPerfil  MPsMPs  ConéctateConéctate 

Geek Domains
CANCION DE HIELO Y FUEGO » Los Libros de George R R Martin
El Hermano del Rey
Responder Página < Anterior  1 2 3 4 5  Siguiente >
Tema creado por Garra - Mie Mar 12, 2014 8:46 pm - 22410 lecturas
Autor Mensaje
Ana
Administrador
avatar

Reg.: 06 Ene 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1386
Género: Femenino

Agradeció: 2214 posts
Le agradecieron: 1426 posts


#31 Publicado: Sab May 17, 2014 9:38 pm  Responder citando

Champiñón relata un cuento muy diferente. En su versión, era la Princesa Rhaenyra quien fue a Ser Criston, no él a ella. Lo encontró en la Torre de la Espada Blanca, cerró la puerta, y se quitó su capa para revelar su desnudez. “Conservé mi virginidad para ti,” le dijo. “Tómala, como prueba de mi amor, ahora. Significará poco o nada para mi novio, y quizás cuando él comprenda que no soy casta podría rechazarme.”  

Todavía, a pesar de toda su belleza, sus súplicas cayeron en oídos sordos de Ser Criston, un hombre de honor y fiel a sus votos. Desdeñada y furiosa, la princesa se puso su capa y salió afuera, en la noche… donde por casualidad se encontró con Ser Harwin Strong, que volvía de una noche de juerga en los guisados de la ciudad. Breakbones había deseado a la princesa durante mucho tiempo y no había tenido ninguno de los escrúpulos de Ser Criston. Así que fue él quien tomó la inocencia de Rhaenyra, derramando su sangre de doncella en la espada de su masculinidad… según Champiñón que afirma haberlos encontrado en la cama por la mañana.  
 
Como quiera que pasara, desde ese día en adelante, el amor que Rhaenyra Targaryen había sentido por Ser Criston Cole se volvió aborrecimiento, y el hombre que había sido hasta entonces el compañero constante de la princesa y su campeón, se volvió el más amargo de sus enemigos.  

No mucho tiempo después de esto, Rhaenyra navegó hacia Marcaderiva, acompañada por sus criadas (dos de ellas eran las hijas de la Mano y hermanas de Ser Harwin); el bufón Champiñón y su nuevo campeón, el mismísimo Breakbones.

En 114 CA, Rhaenyra Targayen, Princesa de Rocadragon, tomó por esposo a Ser Laenor Velaryon (armado caballero una quincena antes de la boda, ya que se juzgó necesario que el príncipe consorte sea un caballero). La novia contaba diecisiete años, el novio veinte, y todos estaban de acuerdo que formaban una guapa pareja. El banquete de boda se celebró durante siete días de fiestas y justas.
Entre los competidores se encontraban los hermanos de la Reina Alicent, cinco Hermanos Jurados de la Guardia Real, Breakbones, y el favorito del novio, Ser Joffrey Lonmouth, conocido como el Caballero de Besos. Cuando Rhaenyra otorgó su lazo a Ser Harwin, su nuevo marido se rió y dio uno de suyos propios a Ser Joffrey.

Ser Criston Cole se cambió al bando de la Reina Alicent. A su Gracia le complació concederle su favor. Llevando su símbolo, el joven Lord Comandante de la Guardia Real derrotó a todos los retadores, luchando con furia negra. Dejó a Breakbones con una clavícula rota y un codo destrozado (lo que indujo a Champiñón llamarle Brokenbones después de esto), pero fue el Caballero de Besos quien sintió la parte más plena de su furia. El arma favorita de Cole era el morningstar, y los golpes que llovió sobre el campeón de Ser Laenor hicieron crujir su yelmo y lo dejaron inconsciente en el barro. Llevado ensangrentado del campo, Ser Joffrey murió seis días después sin recuperar la conciencia. Champiñón relató que Ser Laenor pasó todas las horas de esos días al lado de su cama y lloró amargamente cuando se murió.  
   
El Rey Viserys también estaba bastante furioso; una celebración alegre se había vuelto la ocasión de pesar y recriminación. Se dice que la Reina Alicent no compartió su disgusto, sin embargo; poco después, ella le pidió a Ser Criston Cole ser su protector personal. La frialdad entre la esposa del rey y la hija del rey era muy visible; incluso los invitados de Las Ciudades Libres tomaron nota de ello en las cartas enviadas a Pentos, Braavos, y Antigua Volantis.  

Después de esto, Ser Laenor regresó a Driftmark, dejando muchas preguntar de si su matrimonio habría sido consumado alguna vez. La princesa permaneció en la corte, rodeada por sus amigos y admiradores.  
Ser Criston Cole no estaba entre ellos, después de haberse integrado completamente al grupo de la reina, los verdes; pero el voluminoso y temible Breakbones (o Brokenbones, como lo llamaba Champiñón) ocupó su lugar, volviéndose la cabeza de los negros, siempre al lado de Rhaenyra en los banquetes y bailes y caza. Su marido no elevó ninguna objeción. Ser Laenor prefirió las comodidades de Pleamar, dónde pronto encontró un nuevo favorito en un caballero de la casa llamado Ser Qarl Correy.  

Después de esto, aunque se unía con su esposa en los importantes eventos de la corte, dónde su presencia era esperada, Ser Laenor pasó la mayoría de sus días lejos de la princesa. Septon Eustace dice que ellos compartieron la cama no más de una docena de veces. Champiñón concuerda, pero agrega que menudo Qarl Correy compartió esa cama también; despertando a la princesa para observar a los hombres retozando entre sí –  él cuenta – y de vez en cuando ambos la incluían en sus placeres. Todavía Champiñón se contradice, pues en otra parte afirma que la princesa dejaba a su marido con su amante en esas noches y buscaba su propio solaz en los brazos de Harwin Strong.  Cualquiera sea la verdad de estos cuentos, pronto fue anunciado que la princesa estaba embarazada.  

Nacido en 114 CA, el niño era grande, fuerte, con el pelo marrón, ojos castaños, y una nariz respingona (Ser Laenor tenía la nariz aguileña, pelo blanco plateado, y ojos purpúreos que denotaban su sangre de Valyria). Laenor quería nombrar al niño Joffrey, pero su padre, Lord Corlys, se opuso. En cambio al niño se le dio el nombre tradicional de Velaryon:  Jacaerys (los amigos y hermanos lo llamarían Jace).

Salu2!
_________________
Hasta el hombre más honrado tiene que mentir cuando trata con mentirosos. El norte recuerda, Lord Davos.

Dar gracias al autor por este mensaje 2 usuarios agradecieron este mensaje: mijuego, beugerard
Volver arriba
mijuego
Forero Distinguido
Forero Distinguido
avatar

Reg.: 25 Feb 2013
starstarstarstar

Mensajes: 979
Género: Masculino

Agradeció: 1243 posts
Le agradecieron: 917 posts


#32 Publicado: Dom May 18, 2014 2:21 pm  Responder citando

¿Asumimos la modalidad de pegar antes y comentar después? bueee...quizás es lo mejor, veremos... Wink

La corte todavía estaba regocijándose con el nacimiento del niño de la princesa, cuando su madrastra, la Reina Alicent, también entró en la labor, entregando a Viserys su tercer hijo, Daeron… cuyos colores, al contrario de Jace, testificaron su sangre de dragón.
Por la orden real, los infantes Jacaerys Velaryon y Daeron Targaryen compartieron una nodriza hasta que fueron destetados. Fue dicho que el rey esperaba prevenir cualquier enemistad entre los dos chavales volviéndolos hermanos de leche. En ese caso, sus esperanzas demostraron ser tristemente infundadas.  


Un año después, en 115 CA, sobrevino un evento trágico, de la clase que forma el destino de los reinos: “la perra de bronce” de Piedra de las Runas, Lady Rhea Royce, se cayó de su caballo mientras practicaba cetrería y estrelló su cráneo en una roca. Tardó nueve días antes de sentirse bastante mejor para finalmente dejar su cama… sólo para derrumbarse y morir en una hora. Un cuervo se envió debidamente al Bastión de Tormentas, y Lord Baratheon despachó a un mensajero por barco a Roca de Sangre, dónde el Príncipe Daemon todavía estaba tratando de defender su magro reino contra los hombres de Triarchy y sus aliados de Dorne.

Daemon voló en seguida al Valle. “Para poner a mi esposa en su reposo,” dijo, aunque pareciera que abrigaba la esperanza de reclamar sus tierras, castillos, e ingresos. En eso falló; La Puerta de Runas pasó en cambio al sobrino de Lady Rhea, y cuando Daemon apeló en el Nido de Águilas, no sólo su demanda fue rechazada, sino que Lady Jeyne le advirtió que su presencia en el Valle no era bienvenida.  
Después, volando de regreso hacia los Peldaños de Piedra, el Príncipe Daemon aterrizó en Marcaderiva para hacer una visita de cortesía a su antiguo compañero en la conquista, la Serpiente del Mar, y la Princesa Rhaenys.  

Pleamar era uno de los pocos lugares en los Siete Reinos dónde el hermano del rey podría estar seguro de no ser rechazado. Allí su mirada cayó en Laena, la hija de Lord Corlys, doncella de veintidós años, alta, esbelta, y absolutamente encantadora (incluso Champiñón se deleitó con su belleza, escribiendo que ella “era casi tan bonita como su hermano”), con una gran melena con anillos de plata y oro cayendo más allá de su cintura. Laena había sido la prometida a la edad de doce a un hijo del Señor de Mar de Braavos… pero el padre había muerto antes de que ellos pudieran casarse, y el hijo pronto demostró ser manirroto y necio, malgastando la riqueza y poder de su familia antes de ir a Marcaderiva. A falta de un medio elegante para librarse del compromiso, pero reacio a proseguir con el matrimonio, Lord Corlys había pospuesto la boda repetidamente.

Los juglares nos harían creer que el Príncipe Daemon se enamoró de Laena. Los hombres con una inclinación más cínica creen que el príncipe la vio como una manera de controlar su propio descenso. Una vez considerado como el heredero de su hermano, había bajado en la línea de sucesión, y ni los verdes, ni los negros tenían un lugar para él… pero la Casa Velaryon era bastante poderosa como para desafiar ambas partes con impunidad. Cansado de los Peldaños de Piedra, y libre por fin de su “perra de bronce,” Daemon Targaryen le pidió la mano de su hija a Lord Corlys en matrimonio.  

El desterrado novio de Braavos seguía siendo un impedimento, pero no por mucho tiempo; Daemon se burló de él tan salvajemente en su cara, que el chico no tuvo otra alternativa que retarlo para que defienda sus palabras con acero. Armado con Hermana Oscura, el príncipe hizo una breve faena con su rival, y se casó con Lady Laena Velaryon una quincena después, abandonando su reino y la dura tarea de escarbar en los Peldaños de Piedra. (Otros cinco hombres le siguieron como los Reyes del Mar Angosto, hasta la breve y sangrienta historia de ese salvaje “reino” mercenario, que acabó para el bien de todos).
i(;
_________________
Cuando juegas al Juego de Tronos, ganas, o mueres.

Dar gracias al autor por este mensaje
Volver arriba
Miquel_Q
Forero Principal
Forero Principal
avatar

Reg.: 17 Ene 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1106
Género: Masculino

Agradeció: 1340 posts
Le agradecieron: 1067 posts


#33 Publicado: Dom May 18, 2014 4:08 pm  Responder citando

El Príncipe Daemon supo que a su hermano no le placería oír de su nuevo matrimonio. Prudentemente, el príncipe y su nueva novia se alejaron de Poniente poco después de la boda, cruzando el Mar Angosto en sus dragones. Algunos dijeron que volaron a Valyria, desafiando la maldición que colgaba encima de ese baldío humeante, para descubrir los secretos de los señores dragón del Antiguo Feudo Franco. La verdad era menos romántica. El Príncipe Daemon y Lady Laena volaron primero a Pentos, dónde fueron agasajados por el príncipe de la ciudad. El Pentoshi temía el creciente poder de Triarchy al sur y vio en Daemon un valioso aliado contra las Tres Hijas. De allí, el príncipe y su novia cruzaron hacia Antigua Volantis, dónde disfrutaron de la cálida bienvenida similar. Luego volaron a Rhoyne, a Qohor y Norvos. En esas ciudades, muy distantes de las penas de Poniente y el poder de Triarchy, su bienvenida era menos arrebatada. Sin embargo, en todas partes, grandes muchedumbres volteaban al vislumbrar a Vhagar y Caraxes.
Los jinetes de dragones estaban una vez más en Pentos, cuando Lady Laena supo que esperaba un hijo. Evitando el extenso vuelo, el Príncipe Daemon y su esposa se establecieron en una casa fuera de los muros de la ciudad como invitados de un magistrado de Pentos, hasta el nacimiento del bebé.  


Entretanto, en Poniente, la Princesa Rhaenyra había dado a luz al segundo hijo por el año 115 CA. El niño se nombró Lucerys (Luke). Septon Eustace nos dice que Ser Laenor y Ser Harwin estaban al lado de la cama de Rhaenyra esperando el nacimiento. Como su hermano Jace, Luke tenía ojos castaños y el pelo marrón, en lugar del plateado de los príncipes Targaryen, pero era un niño grande y lozano, y el Rey Viserys estaba encantado con él, cuando el niño fue presentado en la corte. Estos sentimientos no eran compartidos por su reina.
“Siga intentando,” le dijo la Reina Alicent a Ser Laenor. “Quizás puede conseguir que uno se le parezca.”

Y la rivalidad entre los verdes y negros se acrecentó, alcanzando el punto finalmente, cuando  reina y princesa escasamente podían soportarse. Después de esto la Reina Alicent permaneció en la Fortaleza Roja de Desembarco del Rey, mientras la princesa pasaba sus días en Rocadragon con su campeón, Ser Harwin Strong. Se decía que su marido, Ser Laenor, la visitaba “frecuentemente.”  

En 116 CA, en la Ciudad Libre de Pentos, Lady Laena dio nacimiento a gemelas, las primeras hijas legítimas de Daemon Targaryen. El príncipe nombró a las niñas Baela (como su padre) y Rhaena (como su madre). Cuando ellas cumplieron seis meses, las niñas y su madre navegaron a Marcaderiva, mientras Daemon voló al frente con ambos dragones.
De Pleamar, envió un cuervo a Desembarco del Rey, informando al rey del nacimiento de sus sobrinas y solicitando la licencia para presentar a las niñas en la corte y recibir una bendición real. Aunque su Mano y el Pequeño Concilio argumentaron acaloradamente en contra, Viserys consintió, porque el rey todavía amaba al hermano, que había sido el compañero de su juventud. “Daemon ahora es un padre,” le dijo a Gran Maester Mellos. “Él habrá cambiado.”  
Así fue como los hijos de Baelon Targaryen se reconciliados por segunda vez.

En 117 CA, en Rocadragon, la Princesa Rhaenyra parió otro hijo. Por fin, a Ser Laenor se le permitió darle el nombre de su amigo caído, Ser Joffrey Lonmouth. Joffrey Velaryon era tan grande y saludable, de cara roja, como sus hermanos, igual que ellos, tenía el pelo marrón, ojos castaños, y rasgos que algunos en la corte llamaron ordinarios. Los susurros empezaron de nuevo. Los verdes creían firmemente que el padre de los hijos de Rhaenyra no era su marido Laenor, sino su campeón, Harwin Strong.
_________________
—¿Dónde está ese mar dothraki? Lo atravesaré con mi Flota de Hierro y encontraré a la reina donde quiera que se encuentre.

Dar gracias al autor por este mensaje 1 usuario agradeció este mensaje: reina azul
Volver arriba
arya27
Moderador
Moderador
avatar

Reg.: 07 Ene 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1187
Género: Femenino
Ubicación: En el foro de Canción de Hielo y Fuego
Argentina

Agradeció: 1648 posts
Le agradecieron: 1148 posts


#34 Publicado: Dom May 18, 2014 8:38 pm  Responder citando

Cualquiera sea la verdad de estas alegaciones, no existía nunca ninguna duda de que el Rey Viserys todavía consideraba que su hija le seguiría en el Trono de Hierro, y sus hijos la seguirían a su vez. Por el decreto real, cada uno de los chicos Velaryon recibió un huevo de dragón en la cuna. Aquéllos que dudaron de la paternidad de los hijos de Rhaenyra susurraron que los huevos nunca saldrían del cascarón, pero el nacimiento a su vez de tres los jóvenes dragones, desmintieron sus palabras. Los pequeños dragones se nombraron Vermax, Arrax, y Tyraxes.
Y Septon Eustace nos dice que Su Gracia sentaba a Jace en sus rodillas en el Trono Férrico, mientas presidia la corte, y se oyó cuando dijo, “Un día éste será tu asiento, chaval.”  

El parto exigió su precio en la princesa; el peso que Rhaenyra acrecentó durante sus  embarazos, nunca la dejó completamente, y cuando nació el niño más joven, ella se había vuelto robusta y gruesa de cintura; la belleza de su niñez de fue marchitando, aunque solo contaba con veinte años. Según Champiñón, esto sólo sirvió para ahondar su resentimiento contra su madrastra, pues la Reina Alicent permanecía delgada y elegante con casi el doble de su edad.  

Los pecados de los padres a menudo se transfieren a los hijos, los hombres sabios han dicho; y para el caso, también los pecados de las madres. La enemistad entre la Reina Alicent y la Princesa Rhaenyra pasó a sus hijos, y los tres hijos de la reina, los Príncipes Aegon, Aemond, y Daeron, crecieron siendo amargos rivales de sus sobrinos Velaryon, resentidos por haberles robado lo que consideraban su primogenitura: el propio Trono de Hierro. Aunque los seis muchachos asistían a las mismas fiestas, bailes, y juegos, y a veces entrenaban juntos en el patio con los mismos maestros de armas y estudiaban con los mismos maestres, el encierro sólo sirvió para alimentar su antipatía mutua en lugar de ligarlos como hermanos.


Aunque la Princesa Rhaenyra sentía antipatía por su madrastra la Reina Alicent, se encariñó más y más con su cuñada Lady Laena. Así que con Marcaderiva y Rocadragon tan cercanos, Daemon y Laena visitaron a menudo a la princesa, y ella a ellos. Muchas veces volaban juntos en sus dragones, y Syrax, ella-dragón de la princesa, produjo varias nidadas de huevos. Rhaenyra anunció los esponsales de sus dos mayores hijos con las hijas del Príncipe Daemon y Lady Laena en 118 CA, con la bendición del Rey Viserys. Jacaerys tenía cuatro y Lucerys tres, las chicas dos. Y en 119 CA, cuando Laena anunció que esperaba de nuevo un hijo, Rhaenyra voló a Marcaderiva para asistirla durante el parto.  
 
Y entonces la princesa estaba al lado de su cuñada en el tercer día de ese maldito año 120 CA, el año de la Primavera Roja. Después de un día y una noche de labor de Laena Velaryon se tornó pálida y débil, pero finalmente nació el hijo que el Príncipe Daemon tanto deseaba; pero el bebé era torcido y malformado, y murió dentro de una hora. Su madre no le sobrevivió durante mucho tiempo.  Su fatigosa labor había agotado todas las fuerzas de Lady Laena, y la congoja la debilitó aún más, debilitándola, antes del ataque de fiebre de postparto.  
Como su condición se empeoraba firmemente, a pesar de los mejores esfuerzos del joven maestre de Marcaderiva, el Príncipe Daemon voló a Rocadragon y regresó con el maestre de la Princesa Rhaenyra, un hombre mayor y experimentado, famoso por sus habilidades como sanador. Tristemente, el Maester Gerardys vino demasiado tarde. Después de tres días de delirio, Lady Laena murió a la edad de veintisiete. En su hora final – se comentó  – Lady Laena bajó de su cama y salió del cuarto, e intentó localizar a Vhagar para poder volar una última vez antes de morir. No obstante, sus fuerzas le fallaron en la escalera de la torre, y fue allí donde se derrumbó y murió. Su marido, el Príncipe Daemon, la llevó de regreso a su cama. Después, la Princesa Rhaenyra se sentó con él durante la vigilia junto al cadáver de Lady Laena y lo confortó en su dolor.  


La muerte de Lady Laena fue la primera tragedia de 120 CA, pero no sería la última. Sería el año cuando muchas de las tensiones y celos largamente fermentados a fuego lento, que habían plagado los Siete Reinos, finalmente llegaron al punto de hervor; un año cuando muchos tendrían motivos para lamentarse y rasgarse las vestiduras… aunque ninguno más que la Serpiente del Mar, Lord Corlys Velaryon, y su noble esposa, la Princesa Rhaenys, quién podría haber sido una reina.
 
El Señor de las Mareas y su señora todavía estaban lamentando la pérdida de su querida hija, cuando el Desconocido vino de nuevo, para llevarse a su hijo. Ser Laenor Velaryon, el marido de la Princesa Rhaenyra y el padre putativo de sus niños, fue asesinado mientras asistía a una feria en Spicetown, apuñalado a muerte por su amigo y compañero Ser Qarl Correy. Los dos hombres habían estado riñendo antes de que aparecieran las dagas, le dijeron los mercaderes de la feria a Lord Velaryon cuando vino para recoger el cuerpo de su hijo. Por entonces Correy había huido, hiriendo a varios hombres que intentaron impedirlo. Algunos afirmaron que en la costa un barco había estado esperando a por él. Nunca fue visto de nuevo.  

Las circunstancias del asesinato siguen siendo un misterio hasta el momento. Gran Maester Mellos sólo escribió que Ser Laenor fue asesinado por uno de sus propios caballeros de la casa después de una pelea. Septon Eustace nos proporciona el nombre del asesino, y declara que los celos eran el motivo del asesinato; Laenor Velaryon se había cansado del compañerismo de Ser Qarl y se había enamorado de un nuevo favorito, un joven y guapo escudero de dieciséis. Aparecieron y se desarrollaron rápidamente, como siempre, teorías más siniestras, sugiriendo que el Príncipe Daemon le pagó a Qarl Correy para disponer del marido de la Princesa Rhaenyra, lo subió a un barco para llevarlo lejos, entonces le cortó la garganta y lo arrojó al mar.
Un caballero de la casa de nacimiento relativamente bajo, Correy fue conocido por tener apetencias de un lord y la bolsa de un campesino, y se dijo que era despilfarrador además, apostando sumas extravagantes, que presta una cierta creencia a la necia versión de los eventos. No había ninguna prueba, ni entonces, ni ahora, aunque la Serpiente del Mar ofreció un premio de diez mil dragones de oro para cualquier hombre que podría llevarlo a Ser Qarl Correy, o podría entregar al asesino para la venganza de un padre.
_________________
Hay mucho más que vosotros los sureños desconocen del norte.

Dar gracias al autor por este mensaje 1 usuario agradeció este mensaje: reina azul
Volver arriba
winterfell
Forero Principal
Forero Principal
avatar

Reg.: 07 Ene 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1122
Género: Masculino

Agradeció: 1321 posts
Le agradecieron: 1119 posts


#35 Publicado: Dom May 18, 2014 9:43 pm  Responder citando

sigo yo...
Ni siquiera éste era el fin de las tragedias que marcarían ese año terrible. La siguiente ocurrió en Pleamar después del entierro de Ser Laenor, cuando el rey y su corte llegaron a Driftmark para la pira fúnebre, muchos en la espalda de sus dragones. (Tantos dragones estaban presentes, que Septon Eustace escribió que Marcaderiva se había vuelto la nueva Valyria).
 
Todos conocen la crueldad de niños. El Príncipe Aegon Targaryen tenía trece años, la Princesa Helaena doce, el Príncipe Aemond diez, y el Príncipe Daeron seis. Aegon y Helaena eran jinetes de dragones. Helaena voló en Dreamfyre, ella-dragón que había llevado a Rhaena una vez, “la novia negra” de Maegor el Cruel, mientras que su hermano Aegon montaba al joven Sunfyre, que era el dragón más bonito sobre la tierra. Incluso el Príncipe Daeron tenía un dragón, el bonito ella-dragón azul llamado Tessarion, aunque tenía que montarlo todavía. Sólo el Príncipe Aemond, permanecía sin dragón, pero Su Gracia tenía esperanzas de rectificar eso, y esperaba que quizás la corte pudiera permanecer en Rocadragon después de los entierros. Podría encontrarse una abundancia de huevos de dragón debajo del Monte Dragón, y varios dragones recién nacidos también.  El Príncipe Aemond podría tener su oportunidad “si el muchacho es bastante valiente.”  
Aemond Targaryen, incluso a los diez, no carecía de valentía. La burla del rey picó, y él resolvió no esperar a por Rocadragon. ¿Para qué querría algún endeble dragoncillo, o algún tonto huevo?
 
Justo allí en Pleamar había un dragón digno de él: Vhagar, el dragón más viejo, más grande, más terrible del mundo.  Incluso para un hijo de la Casa Targaryen, siempre existe el peligro de acercarse a un dragón extraño, particularmente un dragón viejo, de mal genio, que habia perdido a su jinete recientemente. Su padre y madre nunca le permitirían acercarse a Vhagar, Aemond lo sabía. Así que se aseguró de que no lo supieran, bajando de su cama al alba, mientras todavía dormían y bajó al gran patio exterior, adónde alimentaban a Vhagar y los otros dragones en los establos. El príncipe había esperado montar a Vhagar en secreto, pero cuando se deslizó hacia el dragón, la voz de un chico sonó. “¡Apártate de ella!”  
La voz pertenecía al más joven de sus medios sobrinos, Joffrey Velaryon, un muchacho de tres.  Siempre inquieto, Joff había salido furtivamente de su cama para ver a su propio joven dragón Tyraxes. Asustado que el muchacho levantara la alarma, el Príncipe Aemond lo abofeteó, gritando que debía callarse, entonces lo empujó hacia atrás en un montón de mierda de dragón. Cuando Joff empezó a gritar, Aemond corrió hacia Vhagar y trepó en su espalda.

Después él diría que tuvo tanto miedo de ser cogido, que se olvidó de asustarse de ser quemado y comido.  
Llámelo intrepidez, llámelo locura, llámelo suerte o la voluntad de los dioses, o el capricho de los dragones. ¿Quién puede conocer a la mente de tal bestia? Nosotros sabemos esto: Vhagar rugió, se alzó tambaleándose en sus pies, se agitó violentamente… entonces destrozó sus cadenas, y voló. Y el chico, el príncipe Aemond Targaryen, se volvió jinete de dragón, volando dos veces alrededor de las torres de Pleamar antes de bajar.
Pero cuando aterrizó, los hijos de Rhaenyra estaban esperando a por él.
 
Joffrey había corrido para llamar a sus hermanos cuando Aemond tomó el cielo, y Jace y Luke habían acudido a su llamada. Los príncipes Velaryon eran jóvenes—Jace de seis, Luke de cinco, Joff de tres—pero eran tres, y se habían armado con las espadas de madera del patio de entrenamiento. Ahora cayeron sobre él con furia. Aemond luchó, rompiendo la nariz de Luke con un golpe, le quitó la espada a Joff,  crujiéndola en la nuca de Jace, poniéndolo de rodillas. Cuando los muchachos más jóvenes corrieron alejándose de él, ensangrentados y machucados, el príncipe empezó a burlarse de ellos, llamándolos Strong.
Jace era bastante mayor para asir el insulto. Él voló de nuevo hacia Aemond, pero el muchacho mayor empezó a aporrearlo salvajemente… hasta que Luke, viniendo al rescate de su hermano, sacó su daga y acuchilló la cara de Aemond, extrayéndole el ojo derecho. Cuando llegaron los caballerizos para separar a los combatientes, el príncipe se retorcía en la tierra, aullando de dolor, y Vhagar también estaba rugiendo.
_________________
Cuando caen las nieves y soplan los vientos fríos, el lobo solitario muere, pero la manada sobrevive.

Dar gracias al autor por este mensaje
Volver arriba
LaQueNoArde
Forero Principal
Forero Principal
avatar

Reg.: 06 Ene 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1094
Género: Femenino
Ubicación: Muy cerca de los dragones

Agradeció: 1474 posts
Le agradecieron: 1009 posts


#36 Publicado: Dom May 18, 2014 10:41 pm  Responder citando

Después, el Rey Viserys intentó establecer la paz, requiriendo que cada uno de los chicos ofreciera una disculpa formal a sus rivales, pero estas cortesías no aplacaron a sus madres.  
La Reina Alicent exigió que debiera extirparse uno de los ojos de Lucerys por el ojo que le había costado a Aemond. Rhaenyra no permitiría eso, pero insistió que el Príncipe Aemond debería ser interrogado “firmemente”, hasta que revelara donde había oído que a sus hijos llamaban “Strong.” Porque llamarlos así, evidente, era equivalente a decir que eran bastardos, sin derechos de sucesión… y que ella era culpable de alta traición. Presionado por el rey, el Príncipe Aemond dijo que era su hermano Aegon, quien le había dicho que ellos eran Strong, y el Príncipe Aegon sólo dijo, “Todos lo sabemos. Simplemente míralos.”  
El Rey Viserys acabó finalmente con el interrogatorio, declarando que no oiría nada más. Ningún ojo se quitaría, decretó… pero si alguien—“hombre o mujer o niño, noble o plebeyo, o de la realeza”— nuevamente se mofase de sus nietos como “Strong”, sus lenguas se arrancarían con pinzas calientes. Su Gracia ordenó que su esposa e hija se besen e intercambien votos de amor y afecto, pero sus sonrisas falsas y palabras vacías no engañaron a nadie, salvo al rey.
En cuanto a los chicos, el Príncipe Aemond dijo después, que ese día perdió un ojo y ganó un dragón, y lo consideraba un intercambio justo.

Para prevenir que el conflicto se extendiese, y acabar con éstos “viles rumores y bajas calumnias,” el Rey Viserys decretó que la Reina Alicent y sus hijos regresarían a la corte, mientras que la Princesa Rhaenyra debería confinarse en Rocadragon con sus hijos. De aquí en adelante, Ser Erryk Cargyll de la Guardia Real serviría como su escudo jurado, y Breakbones regresaría a Harrenhal.  

Estas decisiones agradaron a nadie, escribe Septon Eustace.
Champiñón objetó: por lo menos un hombre se entusiasmó por los decretos: Daemon Targaryen, pues Rocadragon y Marcaderiva se encontraban muy cerca, y esta proximidad le daría la gran oportunidad de confortar a su sobrina, la Princesa Rhaenyra, con el desconocimiento del rey.  
Aunque Viserys I reinaría durante nueve más años, las sangrientas semillas de Danza de Dragones ya se habían plantado, y en 120 CA era el año cuando empezaron a germinar.  

Los siguientes en perecer fueron los dos mayores Strong. Lyonel Strong, Lord de Harrenhal y Mano del Rey, acompañó a Ser Harwin, su hijo y heredero en su retorno al gran, a medias destruido castillo en la orilla del lago. Poco después de su llegada, se incendió la torre dónde dormían, y ambos murieron, padre e hijo, junto con tres de sus guardias y una docena de sirvientes.  
La causa del fuego nunca fue determinada. Algunos lo achacaron a la simple, fatalidad, aunque otros murmuraron que la sede de Harren el Negro era maldita, y sólo traía la maldición a cualquier hombre que la poseía. Muchos sospecharon que el fuego era intencional. Champiñón sugiere que la Serpiente del Mar estuvo detrás de eso, como un acto de venganza contra el hombre que había hecho cornudo a su hijo.  
Septon Eustace, con más verosimilitud, sospechaba del Príncipe Daemon, quitando a un rival en los afectos de la Princesa Rhaenyra. Otros apuntan a que Larys Patizambo podría haber sido el responsable; con su padre y hermano mayor muertos, Larys Strong se volvió Lord de Harrenhal.  

La peor posible reflexión fue promovida por ningún otro que el Gran Maester Mellos, pensando que el mismo rey podría haber dado la orden. Si Viserys hubiera pensado que los rumores sobre el linaje de los hijos de Rhaenyra eran ciertos, podría haber deseado quitar del medio al hombre que había deshonrado a su hija, para que no revelarse la bastardía de sus hijos.  
Entonces, la muerte de Lyonel Srong era un accidente infortunado, ya que la decisión de su señoría de acompañar a su hijo de regreso a Harrenhal había sido imprevista.
_________________
"Si vuelvo la vista atrás, estoy perdida"

Dar gracias al autor por este mensaje
Volver arriba
Alas_Negras
Forero Principal
Forero Principal
avatar

Reg.: 09 Ene 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1196
Género: Masculino
Chile

Agradeció: 1479 posts
Le agradecieron: 1162 posts


#37 Publicado: Lun May 19, 2014 12:08 am  Responder citando


Lord Strong había sido la Mano del Rey, y Viserys había confiado en su fuerza y consejo. Su Gracia había alcanzado la edad de cuarenta y tres, y se había vuelto bastante robusto. Ya no tenía el vigor de la juventud y sufría de gota, articulaciones doloridas, dolores de espalda y pecho, que iban y venían y a menudo le dejaban con el rostro enrojecido y sin aliento. La gobernación del reino era una tarea desalentadora; el rey necesitaba de una Mano fuerte, capaz de echarse sobre las espaldas algunas de sus cargas.
Brevemente consideró enviar a por la Princesa Rhaenyra. ¿Quién mejor para gobernar con él que la hija que él quiso le sucediera en el Trono de Hierro? Pero eso significaba que la princesa y sus hijos deberían regresar a Desembarco del Rey, dónde más conflictos con la reina y su propia cría habrían sido inevitables. Consideró a su hermano también, hasta recordar los problemas anteriores del Príncipe Daemon en el Pequeño Concilio. Gran Maester Mellos le hizo pensar en traer a algún hombre más joven, y sugirió varios nombres, pero Su Gracia escogió a alguien conocido, y llamó a la corte a Ser Otto Hightower, el padre de la reina que había llenado ese cargo antes para Viserys y el Viejo Rey.  

Apenas Ser Otto llegó a la Fortaleza Roja para asumir el cargo, una noticia llegó a la corte: la Princesa Rhaenyra había vuelto a casarse, esta vez con su tío, Daemon Targaryen. La princesa contaba veintitrés, el Príncipe Daemon treinta y nueve. El rey, corte, y el pueblo llano, todos se sintieron ultrajados por la noticia. La esposa de Daemon, y el marido de Rhaenyra habían muerto escasamente seis meses; casarse de nuevo, tan pronto, era un insulto a sus memorias, Su Gracia declaró enojado. El matrimonio se había realizado en Rocadragon, de repente y en secreto. Septon Eustace afirma que Rhaenyra supo que su padre nunca aprobaría el matrimonio, por eso se casó de prisa, para hacer que él no podría prevenir la boda. Champiñón pone un motivo diferente: la princesa estaba nuevamente embarazada, y no deseaba el nacimiento de un bastardo.  
 
Y así, este terrible año 120 CA acabó como había empezado, con una mujer en labores de parto. El embarazo de la princesa Rhaenyra tuvo un resultado más feliz que el de Lady Laena. Parió a un pequeño, pero robusto príncipe, con ojos de un púrpura oscuro y de pelo pálido plateado. Lo nombró Aegon. El Príncipe Daemon tenía un hijo viviente de su propia sangre por fin… y este nuevo príncipe, diferente de sus tres medio hermanos, era sin ninguna duda un Targaryen.  
En Desembarco del Rey, la Reina Alicent tuvo un ataque de furia, cuando supo que el bebé había sido llamado Aegon, tomándolo como un desaire contra su propio Aegon… qué lo era ciertamente.  

(De ahora en adelante, nos referiremos al hijo de la Reina Alicent como Aegon el Mayor y el hijo de la Princesa Rhaenyra como Aegon el Joven).  

Verdaderamente, el año 122 CA debería haber sido uno año feliz para la Casa Targaryen. Pronto, la Princesa Rhaenyra le dio a su tío y esposo un segundo hijo, al que llamaron Viserys, como su señoría. El niño era más pequeño y menos robusto que su hermano Aegon y sus medio hermanos Velaryon, pero demostró ser un niño precoz… sin embargo, surgió un detalle un poco ominoso: el huevo de dragón que se puso en su cuna, nunca salió del cascarón. Los verdes creyeron que era un mal agüero y no eran tímidos al comentarlo.

Después ese mismo año, en Desembarco del Rey también se celebró una boda. Siguiendo la antigua tradición de la Casa Targaryen, el Rey Viserys casó a su hijo Aegon el Mayor con su hija Helaena. El novio contaba quince años de edad, un chico perezoso y algo enfurruñado, nos cuenta Septon Eustace, pero poseedor de saludables apetitos; un glotón en la mesa, bebedor de cerveza y vino, que se complacía en pellizcar y acariciar a todas las sirvientas a su alcance. La novia, su hermana, de trece años. Aunque más gorda y menos guapa que la mayoría de los Targaryen, Helaena era una muchacha agradable, feliz, y todos estaban de acuerdo en que sería una excelente madre.  
Y lo fue, y rápidamente. Apenas un año después, en 123 CA, la princesa de catorce años dio nacimiento a gemelos, un niño que nombró Jaehaerys y una niña llamada Jaehaera. El Príncipe Aegon tenía herederos propios ahora, proclamaron alegremente los verdes en la corte. El huevo de dragón se puso en la cuna de cada niño, y pronto nacieron dos crías. Todavía no todo estaba bien con estos nuevos gemelos. Jaehaera era diminuta y de lento crecimiento. Ella no lloraba, no sonreía, no hizo ninguna de las cosas que un bebé debería hacer. Su hermano, aunque más grande y más robusto, también era menos perfecto de lo que se esperaba de un principe Targaryen, con seis dedos en su mano izquierda, y seis dedos en cada pie.


_________________
Me recuerda a cierta serpiente que conocí. Un compañero curioso, hasta que una montaña le cayó encima. [Tyrion Lannister]

Dar gracias al autor por este mensaje
Volver arriba
reina azul
Forero Distinguido
Forero Distinguido
avatar

Reg.: 03 Ene 2014
starstarstar

Mensajes: 913
Género: Femenino
Ubicación: Buenos días desde Altojardín, amorcitos míos
Argentina

Agradeció: 1240 posts
Le agradecieron: 782 posts


#38 Publicado: Lun May 19, 2014 2:26 pm  Responder citando

Antes que nada, mi nivel de inglés es básico y no me animo a sumarme a la traducción.
Y para no interrumpirlos, simplemente les envio a todos 1000 GRACIAS!!!!! i(;
_________________
«La Espada Roja de los Héroes tiene pinta de chatarra», pensó Davos.

Dar gracias al autor por este mensaje
Volver arriba
Garra
Forero Principal
Forero Principal
avatar

Reg.: 15 Mar 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1080
Género: Masculino

Agradeció: 1306 posts
Le agradecieron: 1011 posts


#39 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Lun May 19, 2014 2:39 pm  Responder citando

Una esposa e hijos hicieron poco para refrenar los apetitos carnales del Príncipe Aegon el Mayor, que engendró a dos niños bastardos en el mismo año, junto con sus gemelos legítimos: un niño con una chica, cuya virginidad compró en la Calle de Seda, y una niña con una de las criadas de su madre.  
Y en 127 CA, la Princesa Helaena dio nacimiento a su segundo hijo, a quien se le dio el huevo de dragón y el nombre Maelor.

Los otros hijos de reina Alicent se habían convertido en hombres. El Príncipe Aemond, a pesar de la pérdida de su ojo, se había vuelto un espadachín hábil y peligroso bajo el tutelaje de Ser Criston Cole, pero seguía siendo un mozo salvaje y rebelde, impulsivo y rencoroso. Su pequeño hermano, el Príncipe Daeron era el más popular de los hijos de la reina, tan listo, como cortes y más apuesto. Cuando cumplió doce años en 126 CA, Daeron fue enviado a Antigua para servir como escanciador y escoltar a Lord Hightower.  

Ese mismo año, en la Bahía de Aguasnegras, la Serpiente del Mar estaba herida por una fiebre súbita. Cuando cayó en cama, rodeado por los maestres, se presentó el problema acerca de quién debería sucederle como Señor de las Mareas y Amo de Marcaderiva si la enfermedad se lo llevaba. Con sus legítimos hijos muertos, legalmente sus tierras y títulos deberían pasar a su nieto Jacaerys… pero desde que Jace, probablemente, ascendería al Trono de Hierro después de su madre, la Princesa Rhaenyra instó a su suegro nombrar, en cambio, a su segundo hijo Lucerys. Lord Corlys también tenía seis sobrinos, sin embargo, y el mayor de ellos, Ser Vaemond Velaryon, protestó, alegando que la herencia por derecho debería pasar a él… en razón de que los hijos de Rhaenyra eran los bastardos de Harwin Strong. La princesa no tardó en contestar esta acusación. Envió a Príncipe Daemon para asir a Ser Vaemond, decapitarlo, y entregar su cadáver a su dragón.  

No obstante, ni siquiera esto acabó con el asunto. Los hermanos más jóvenes de Ser Vaemond huyeron a Desembarco del Rey con sus esposas e hijos y allí lloraron por justicia y pusieron sus reclamos ante el rey y la reina. El Rey Viserys se había vuelto sumamente obeso, con rostro encarnado, y apenas tenía la fuerza necesaria para subir los escalones del Trono de Hierro. Su Gracia los oyó en absoluto silencio, luego pidió quitarles las lenguas, a cada uno. “Fueron advertidos,” declaró, cuando se alejaban arrastrándose. “No oiré más estas mentiras.”  
Todavía, cuando estaba descendiendo, Su Gracia tropezó y extendió la mano para asirse, y una hoja dentada, que se destacaba del trono, le rebanó la mano izquierda abriéndola hasta el hueso. Aunque Gran Maestre Mellos lavó el corte con el vino hirviendo, y envolvió la mano con tiras de lino empapadas en ungüentos curativos, pronto le sobrevino la fiebre, y muchos temieron que el rey pudiera morir. Sólo la llegada de la Princesa Rhaenyra de Rocadragon cambió el curso, trayendo a su propio sanador, Maester Gerardys, quien actuó rápidamente, amputando dos dedos de la mano de Su Gracia para salvar su vida.
_________________
El Trono de Hierro es conocido por cortar a los hombres adultos en tiras.

Dar gracias al autor por este mensaje
Volver arriba
LaQueNoArde
Forero Principal
Forero Principal
avatar

Reg.: 06 Ene 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1094
Género: Femenino
Ubicación: Muy cerca de los dragones

Agradeció: 1474 posts
Le agradecieron: 1009 posts


#40 Publicado: Lun May 19, 2014 2:58 pm  Responder citando

LA ULTIMA PARTE, QUERIDOS MIOS!!!

Aunque muy debilitado por su sufrimiento, el Rey Viserys pronto reasumió la regencia. Para celebrar su recuperación, se celebró un banquete el primer día de 127 CA. El Rey ordenó que la princesa y la reina debieran asistir, con todos sus niños. Como muestra de amistad, cada mujer lució el otro color y se pronunciaron muchas declaraciones de amor, para gran placer del rey. El Príncipe Daemon brindó con Ser Otto Hightower, y le agradeció su leal servicio como la Mano, y Ser Otto, a su vez, alabó el valor del príncipe, mientras los niños de Alicent y Rhaenyra se saludaron entre sí con besos y cortaron juntos el pan en la mesa. O es lo que relatan las crónicas de la corte.  


Por la tarde, después de que el Rey Viserys había salido (Su Gracia todavía se agotaba fácilmente), Champiñón cuenta que Aemond Uno-ojo brindó con sus primos  Velaryon, hablando con falsa admiración de su pelo marrón, los ojos castaños… y fuerza [en inglés: Strong]. “Yo nunca he conocido a nadie tan fuerte como mis dulces primos,” declaró. “Brindemos por estos tres muchachos fuertes.”  

Todavía después, según los informes del bufón, Aegon el Mayor se sintió ofendido cuando Jacaerys le pidió un baile a su esposa Helaena. Se intercambiaron palabras furiosas, y los dos príncipes podrían haber llegado a los puñetazos, si no fuese por la intervención de la Guardia del Rey. Si el Rey Viserys estuvo al tanto de estos incidentes, no lo sabemos, pero, a la mañana siguiente, la Princesa Rhaenyra y sus hijos regresaron a su propio asiento en Rocadragon.  

Después de la pérdida de sus dedos, Viserys I ya no se sentó nunca más en el Trono de Hierro. Después de esto rehuía el salón del trono, prefiriendo atender la corte en su solar, y luego en su alcoba, rodeado por los maestres, septones, y su fiel bufón Champiñón, el único hombre que todavía podría hacerle reír (dice Champiñón). Su Gracia recuperó algo de su viejo vigor, cuando Gran Maester Mellos falleció y fue reemplazado por Gran Maester Gerardys, cuyas pócimas y tinturas demostraron ser más eficaces que las sanguijuelas que Mellos había preferido. Pero tales recuperaciones demostraron ser efímeras, y la gota, el dolor de pecho, y la falta de aliento continuaron preocupando al rey. Con su salud fallando, Viserys dejó - cada vez más -  la gobernación del reino en su Mano y el Pequeño Concilio.  


Cuando los Siete Reinos dieron la bienvenida al año 129 después de la Conquista de Aegon con hogueras, fiestas, y bacanales, Rey Viserys I Targaryen estaba muy débil. Sus dolores de pecho se habían vuelto tan severos, que ya no podía subir un tramo de escalones y debía ser llevado a la Fortaleza Roja en una silla. Por el segundo mes del año, Su Gracia había perdido el apetito y había estado gobernando el reino desde su cama… cuando se sentía bastante bien para gobernar. En Rocadragon, entretanto, la Princesa Rhaenyra estaba, una vez más, esperando un nuevo hijo. Ella también tomó reposo, con su marido, el príncipe pícaro, a su lado.  


En el tercer día del tercer mes de 129 CA, la Princesa Helaena llevó a los tres niños para visitar al rey en sus aposentos. Los gemelos Jaehaerys y Jaehaera tenían seis años, su hermano Maelor sólo dos. Su Gracia se quitó un anillo con perlas de su dedo pulgar y se lo dio al bebé, y a los gemelos les contó la historia de cómo su bisabuelo y homónimo Jaehaerys el Viejo Rey había volado en su dragón al norte del Muro para derrotar a un inmenso ejército de salvajes, gigantes, y wargs. Los niños escucharon atentamente. Después el rey los despidió, alegando fatiga. Entonces Viserys de la Casa Targaryen, el Primero de Su Nombre, el Rey del Andalos, los Rhoynar, y los Primeros Hombres, Señor de los Siete Reinos y Protector del Reino, cerró sus ojos y se durmió.

Nunca despertó. Su Gracia había cumplido cincuenta y dos años y había reinado sobre la mayor parte de Poniente durante veintiséis años.  
La historia sobre las osadas acciones del Príncipe Daemon Targaryen, negros crímenes, y muerte heroica en la carnicería que siguió, es bien conocida por todos, por lo que acabaremos nuestra historia aquí.  
Después estalló la tormenta, y los dragones bailaron y murieron.  
 
Copyright © 2014 by George R. R. Martin and Gardner Dozois
:_=(    :_=(
_________________
"Si vuelvo la vista atrás, estoy perdida"


Última edición por LaQueNoArde el Vie Jun 27, 2014 8:26 pm; editado 1 vez

Dar gracias al autor por este mensaje 2 usuarios agradecieron este mensaje: Ana, beugerard
Volver arriba
LaQueNoArde
Forero Principal
Forero Principal
avatar

Reg.: 06 Ene 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1094
Género: Femenino
Ubicación: Muy cerca de los dragones

Agradeció: 1474 posts
Le agradecieron: 1009 posts


#41 Publicado: Lun May 19, 2014 3:09 pm  Responder citando

Mis comentarios preliminares. Una historia interesante y tendría que repasarla nuevamente. Así, de bote, lo primero que me llamó la atención fue la referencia al ese misterioso libro que lee el Rey Jaehaerys I: "La Historia Antinatural de Septon Barth" que se menciona en Canción de Hielo y Fuego. En segundo lugar, Daemon fue un Demonio Pícaro, vale, pero no es ni mejor, ni peor que algunos de los pícaros ambiciosos de CdHyF.

NOs leemos....
_________________
"Si vuelvo la vista atrás, estoy perdida"

Dar gracias al autor por este mensaje 1 usuario agradeció este mensaje: winterfell
Volver arriba
Ana
Administrador
avatar

Reg.: 06 Ene 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1386
Género: Femenino

Agradeció: 2214 posts
Le agradecieron: 1426 posts


#42 Publicado: Lun May 19, 2014 3:58 pm  Responder citando

Muchas Gracias a tod@s!!!  u;)

Finalmente nos enteramos de las fechorías del príncipe pícaro, de más intrigas palaciegas y también los nombres de algunos nuevos personajes, esposas e hijas. Ahora pienso que los hijos mayores de Rhaenyra Targaryen, realmente eran bastardos. No mostraron ni un solo rasgo Targaryen, ni de la madre, ni del padre Velaryon. Tienes razón, LaQueNoArde, es llamativa la mención de ese libro.
_________________
Hasta el hombre más honrado tiene que mentir cuando trata con mentirosos. El norte recuerda, Lord Davos.

Dar gracias al autor por este mensaje
Volver arriba
Tridente
Forero Distinguido
Forero Distinguido
avatar

Reg.: 06 Ene 2013
starstarstarstar

Mensajes: 968
Género: Femenino

Agradeció: 1185 posts
Le agradecieron: 835 posts


#43 Publicado: Lun May 19, 2014 6:19 pm  Responder citando

Si yo hubiese leído este cuento antes de La Princesa y La Reina, tendría una perspectiva diferente de Daemon. En La Princesa y La Reina él logró so objetivo: fue el rey consorte. Ahora sabemos que su primera esposa “la perra de bronce “ era Rhea Royce, y cuando murió, y él reclamó sus posiciones, Lady Arryn lo sacó cagando. 5%:
_________________
«Si tu problema tiene solución, ¿por qué te preocupas?
Y si no la tiene… ¿por qué te preocupas?».

Dar gracias al autor por este mensaje
Volver arriba
winterfell
Forero Principal
Forero Principal
avatar

Reg.: 07 Ene 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1122
Género: Masculino

Agradeció: 1321 posts
Le agradecieron: 1119 posts


#44 Publicado: Lun May 19, 2014 8:46 pm  Responder citando

y sabemos que la raíz de la enemistad entre Daemon y Otto Hightover era por el cargo de Daemon en el Pequeño Concilio. yo al príncipe Daemon no lo vi taaaan malvado. por lo menos, no mató a su hermano el rey, como pasó en la siguiente historia donde un hermano hizo que su dragón se tragara viva a su hermana.
_________________
Cuando caen las nieves y soplan los vientos fríos, el lobo solitario muere, pero la manada sobrevive.

Dar gracias al autor por este mensaje
Volver arriba
beugerard
Moderador
Moderador
avatar

Reg.: 14 Abr 2013
starstarstarstar

Mensajes: 1175
Género: Masculino
Guatemala

Agradeció: 930 posts
Le agradecieron: 969 posts


#45 Publicado: Lun May 19, 2014 10:02 pm  Responder citando

No sabia que el Viejo Rey hubiera peleado en el norte contra nadie. Creí que había sido una visita social o algo por el estilo.

Dar gracias al autor por este mensaje 1 usuario agradeció este mensaje: Garra
Volver arriba
Mostrar mensajes anteriores:   
Responder Página 3 de 5 Página < Anterior  1 2 3 4 5  Siguiente >
Horas en GMT
Ir a:  
NO puedes: crear mensajes/responder temas/editar tus mensajes/borrar tus mensajes/votar en encuestas -> Regístrate/Conéctate
Volver a Los Libros de George R R Martin
Geek Domains

Crear foro gratis | Staff del foro | Reportar abuso | Cookies | Powered by phpBB